sábado, 28 de febrero de 2015

Isla desierta, sin emisor.

¡Hola! Primero de todo, no, no he preparado las maletas ni he cogido el primer avión. Estoy viva. 
Siento no haber podido publicar nada en estos dos meses, pero las clases me ahogan, demasiado.
Aunque, realmente, el blog no es ninguna obligación para mí (de momento), prefiero mantenerlo en segundo plano. Bueno, vamos allá.

Una nueva sección se presenta en el blog, y no podrá seguir adelante sin vuestra ayuda.

Favoritos del mes (o cada dos meses).

En esta sección publicaré cosas, momentos, aspectos, largo etcétera, favoritos del último mes. Si estáis interesados en algún aspecto, no dudéis en ponerlo en los comentarios, seríais de gran ayuda, ya que eso de la imaginación no va conmigo. ¡Espero que os guste!

Favoritos de enero y febrero.

Enero y febrero han sido unos meses muy intensos en mi vida. Demasiados cambios, demasiadas decisiones, demasiadas obligaciones, los cuales han restringido mi libertad a disfrutar mi tiempo libre.
LIBROS
Como bien he dicho antes, no he podido disfrutar de mi tiempo libre lo suficiente, y uno de mis hobbies es la lectura (obvio). Estos dos meses solo he podido terminar La ladrona de libros de Markus Zusak, del cual únicamente añadiré una palabra: maravilloso. Qué libro tan magnífico.

MÚSICA
Estos dos meses me han ayudado a aumentar muchísimo mis gustos musicales. He podido descubrir muchos grupos muy muy talentosos y adentrarme en otros cuantos. Entre ellos, destacaré Sleeping At Last. Los conocía varios meses atrás, pero escasas canciones. Son geniales. Y os obligo a escuchar algo de ellos. No os arrepentiréis (o espero que no).

MOMENTOS
Respecto a este apartado, me he decidido por dos grupos: los momentos de soledad, aquellos en los que me he dado cuenta de qué y quién vale realmente la pena para dejarse la piel y con quién debemos pasar la vida. La soledad me ha ayudado mucho a reflexionar sobre qué tengo y con quién lo comparto, y lo agradezco muchísimo.

Por otro lado, me quedo con los preciosos atardeceres de invierno y los que he tenido el placer de poder de contemplar en su máximo esplendor y poder ser fotografiados. Es increíble lo libre e ínfimo que se siente uno bajo el cielo durante un atardecer. Os dejo unas fotografías que he podido realizar en estos meses.




Hasta aquí la entrada de hoy. Me encantaría conversar con vosotros en los comentarios sobre las entradas que queréis más a menudo, qué os ha gustado de estos dos últimos meses, cualquier información que queráis comunicar. ¡Sentíos libres! Un abrazo desde el sitio más frío del planeta (cada vez menos).

Celeste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada